¿Cómo se cata un vino?

Mediante el análisis organoléptico o sensorial, comúnmente conocido como cata de vinos, se pretende valorar el producto de manera objetiva, comunicar el resultado y, según la ocasión, dar una puntuación numérica.

Hay varios tipos de catas, pero el método no difiere mucho de unas a otras, si bien el que prefiere y resume a continuación la autora de Cata y contracata es el que puedes encontrar desarrollado en el libro de referencia El sumiller del siglo XXI, de Fernando García del Río. Cuantos más registros manejes para comunicarte con otros catadores, mejor, desde luego, pero lo fundamental si quieres practicar la cata es que adquieras el hábito de ejercitar tu memoria y los sentidos. Y llegado el momento concreto de valorar un vino: coge la copa por el tallo, inclínala sobre una superficie blanca para apreciar su tonalidad (cosa que no hacemos con los blancos, cuyo color suele ser uniforme) y obsérvalo también en horizontal por encima de tus ojos; después, agítala describiendo pequeños círculos con la muñeca (te recomiendo que no realices esta operación con los espumosos), llévala a la nariz y luego a la boca. Entonces, intenta poner en palabras lo que percibes en cada una de sus dimensiones:

Aspecto

O examen preliminar. La información que pueda ofrecer la vista suele ser bastante limitada, sobre todo el amplísimo vocabulario desarrollado en torno al color, que percibimos de manera subjetiva, pero observar si está limpio o turbio el vino, su viveza, gradación de tonalidad etc, te dará pistas sobre el estado de la bebida.

Aroma

Dimensión también conocida como fase olfativa o nariz, lo cual considero poco preciso, pues los olores se perciben no solo por la nariz, sino también en boca, por vía retronasal. Lo primordial es que descartes aromas desagradables indicativos de posibles defectos y que encuentres en tu copa complejidad de aromas, esto es, que procedan de distintas etapas de la elaboración del vino, desde el suelo a la crianza en botella.

Estructura

El modo en que el vino impresiona en tu boca a través del gusto y el olfato. Fíjate en su amplitud en la cavidad bucal o volumen, y en la concentración en la lengua, a lo cual solemos referirnos como cuerpo, ¿es amplio? ¿se trata de un vino ligero, concentrado o decepcionantemente hueco? Y sobre todo, aprecia su equilibrio, si el alcohol se integra bien, si se halla en armonía con la acidez, el amargor y el dulzor del vino, o percibes un conjunto de sensaciones sin orden ni concierto.

Riqueza

¿Estás ante un vino de tacto suave o áspero? Si te hace salivar es además sabroso, ¿es largo o persistente tras su paso por la boca?

Ya tienes información para concluir si el vino en cuestión responde a un criterio de calidad y placer deseables. No olvides que las palabras que escojas para comentar tu apreciación han de ser comprensibles para tus compañeros de cata, familiares, pareja… Consejo: no hagas poesía al comunicar las sensaciones que te provoca un vino, para eso están los poetas.

One thought on “¿Cómo se cata un vino?

  1. Pingback: Pazo Barrantes 2014 -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies