El clarete y Mil razas 2015

Esmeralda García y Jesús Hermida se han embarcado no hace mucho en un emocionante proyecto artesanal vinculado a la tierra: Pagos de Nona. Recuperan las antiguas viñas familiares de entre 100 y 200 años, localizadas en Pieros (Bierzo) y Santiuste de San Juan Bautista (Segovia), que cultivan mediante agricultura orgánica. En la bodega practican la mínima intervención, no añaden levaduras y trabajan con madera usada de castaño, que abraza el vino sin asfixiarlo. Fruto de la tierra y sus cuidados nace Mil razas 2015, un clarete único.

El clarete, a diferencia del rosado, se elabora con mezcla de uva blanca y tinta y fermentación del mosto con hollejos. Si bien encontramos claretes en diversas zonas, solamente las denominaciones de origen de Almasa, Yecla, Valdepeñas, Vino de la tierra de Zamora y Valles de Benavente contemplan este tipo de vinos en su legislación. En muchas partes, como en Navarra, acostumbran a llamar “clarete” al rosado. La confusión entre uno y otro es muy común. Pero, realmente, ¿importan las leyes en estos casos? Por suerte, a Pagos de Nona no.

A contracata
mil razas

mil razas

Hablar de Mil razas 2015 es contar otra historia, no puede resumirse en ningún manual de enología, ni legislar tan fácilmente. Es libre. Esmeralda me contó cuando probé este vino en la última edición de A Emoción dos Viños y, unos días después, durante una conversación telefónica, que se trata del vino que más quebraderos da a sus hacedores, ya desde la viña, pues optan por incorporar al clarete todas las variedades tintas y blancas que cultivan: mencía, garnacha tintorera, palomino, godello, treixadura, doña blanca etc., con las dificultades que ello genera, entre otras, a la hora de recolectar, pues maduran en tiempos distintos. Esmeralda, Jesús, vuestro dolor de cabeza nos da mucha satisfacción, así de claro, por no decir así de clarete, mil gracias.

Sus aromas a flores, ciruelas, fresas, minerales… se muestran más tímidos en nariz que en boca. Es al beberlo donde Mil razas se expresa inmenso y complejo, con el frescor que otorga su buena acidez, con estructura, cierta tanicidad, voluminoso y largo. Una gozada para dejarse llevar. Que no se os escape la oportunidad de probarlo, lo encontráis en torno a los 16€, preciosa inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies