Vida tranquila y manzanilla Maruja

Me he perdido al completo la International Sherry Week que ha tenido lugar estos días. Los vinos del Marco de Jerez, que comprende las denominaciones de origen Jerez-Xèréz-Sherry y Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, además de ser mis preferidos (junto al champagne) son únicos, una joya, lo mejor que podemos ofrecer al panorama gastronómico y vinícola mundial, y a los sentidos… Pero qué poco aprecio mostramos, y cuánto desconocimiento. Luego escucho hablar de “España, España y España Marca, y porque esto, lo otro o X es español…”. Resulta patético. Quienes no estén familiarizados con los vinos del Marco, su Consejo Regulador los explica y promociona de manera sencilla. Ya escribiré sobre versiones y variaciones más adelante.

La vida tranquila

El seguir convaleciente y que el médico me prescriba tres semanas más de “vida tranquila” ante tanto evento no ha sido la mejor de las situaciones. Aunque, gracias doctor, a veces estas cosas vienen bien. ¿Vida tranquila? ¿Se refiere a reposo? Imagino que sí, pero “vida tranquila” casi parece un eufemismo para una persona como yo que no para quieta, porque no paro. Me hace gracia la expresión, de vez en cuando le doy vueltas. Seguro que hay mucha literatura al respecto. Lo primero que me vino a la cabeza fueron las odas de Fray Luis de León, aquella a la “Vida retirada” o la que dirige al licenciado Juan de Grial, cuyos versos me rondan siempre cuando llega otoño: “El tiempo nos convida / a los estudios nobles” (aunque el solazo en Madrid de estos últmos días no invita al recogimiento precisamente). En ese aspecto, Fray Luis de León y Epicuro se acercan. Porque el hedonismo de Epicuro, tal y como se entendió en su origen, se ha desvirtuado hasta convertirse prácticamente en sinónimo de báquico. El cultivo de la prudencia y los placeres intelectuales, por permanentes, en contra de los más físicos, biológicos o inmediatos, debiera llevarnos a la ausencia de dolor y al sosiego según la doctrina hedonista. Pues si de eso se trata, bienvenida sea la vida tranquila: tres semanas para leer, escribir, estudiar, proyectar las próximas actividades de Cata y contracata, de nuevo, y sin ironía, leer, escribir, estudiar… Llegará el tiempo de ejercitarme en otros menesteres. Muchas semanas tiene el año.

Maruja

Tipo: Generoso.

Bodegas Juan Piñero

Alc: 16%

Origen: D. O. Manzanilla Sanlúcar de Barrameda

Variedades: Palomino fino

Precio: 15€ aprox.

Relación c/p: buena

Manzanilla Maruja

A parte de exigirme una vida tranquila, el doctor no especificó nada a cerca del consumo de vino, así que he declarado una Home Sherry Week, con mucha prudencia, eso sí, para sacarme la espina y probar algunas cosas interesantes. No conocía esta delicia de Bodegas Juan Piñero, reconfortante descubrimiento, saludable seguro. Muy especial esta Maruja: manzanilla pasada (unos ocho años bajo velo de flor) en la que se perciben aromas yodados, salinos, especias del tipo curry, incluso canela y, sobre todo, mucha camomila (o manzanilla, es lo mismo), que se imponen sobre el característico punzante aroma de flor de los finos y manzanillas jóvenes. Bien estructurada en su paso por la boca, untuosa y larga.

Excelente compañía para lecturas ligeras o bichear por internet y las redes sociales. Creo que la próxima botella que abra maridará bien con jamón ibérico, ensalada y dorada salvaje a la espalda.

Maruja

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies